sábado, 18 de octubre de 2014

Tongo II (Fashion) Night - As Cancelas - Santiago de Compostela

¡Buenas noches!

Hoy sí que no vengo con una entrada habitual. Hoy vengo a manifestar mi descontento con la Fashion Night que se ha celebrado (y sigue celebrándose en estos momentos) en el Centro Comercial As Cancelas de Santiago de Compostela.


Para los que no seáis de Santiago os contaré brevemente de qué va el asunto. Hoy, 17 de octubre, ofrecían descuentos en varias tiendas y organizaban un sorteo con el que se repartían 6.000 euros en cheques de distintas cuantías. Para poder acceder al sorteo de los cheques era imprescindible hacerse una tarjeta Premiun del centro comercial.

Presentando hoy dicha tarjeta te daban una pulsera (se supone que una por persona). Y aquí empieza la historia del tongo...

Eran casi las cinco de la tarde cuando llegué al centro comercial (empezaban a repartir las pulseras a partir de las cuatro). Como he dicho, se supone que era una pulserita por persona, pero cual es nuestra sorpresa que al coger la primera lo único que tenemos que hacer es enseñar la tarjeta antes mencionada. Es decir, que no registraban que socios del centro habían recogido ya su pulsera.

El caso es que mis acompañantes y yo nos quedamos con la mosca detrás de la oreja, y un rato después, decidimos probar suerte y ver si en otro punto de atención al cliente podíamos coger otra. Efectivamente, al no haber ningún método de registro, pudimos coger pulsera otra por el morro y sin problema alguno.


A lo largo de toda la tarde revoloteábamos por los puestos para ver qué colores salían de los cestos (cestos en los que cabe reseñar que se veían los colores de las pulseras que habían dentro). En total, había cuatro puestos de reparto, de los que casualmente, siempre salían los mismos colores (azul, rosa y violeta).

En fin, que seguimos con nuestras vidas, en medio de ese caos (os juro que es indescriptible por lo absolutamente chapucero del asunto [necesitaría tres post o incluso tres vidas para poder explicaros esto totalmente bien]) y vemos como, a las ocho de la tarde, mientras estábamos en un puesto donde había un ruleta con descuentos de una zapatería, mi novio se fija en que en la planta de abajo ha aparecido una cestita, LA CESTITA.

Vemos, decidiendo si bajar o no a sacar una pulsera, como de esa cesta empiezan a salir colores que en toda no habían salido en toda la tarde (y que casualmente serían los premiados). Al final decidimos dejarlo pasar (porque somos así de avispados pero inocentes a la vez).

El caso es que lo dicho, decidimos dejarlo pasar y esperamos a las 22:00 horas, momento en el que se celebraba el "sorteo", un sorteo realizado por un mago. Un mago, un MAGO. De esos que hacen trucos, sí.

Y cómo no, como "predijimos", salieron premiadas las pulseras marrones (vimos una pulsera marrón de una amiga de mi cuñada y no iba numerada [las de nuestros colores sí] y estaba hecha de un material diferente), rojas, negras, verdes y amarillas... Las de la CESTITA. ¡La cestita de las ocho de la tarde! En fin, que unos pocos afortunados pudieron disfrutar de entre 10€ y 50€ de regalo en las tiendas del centro comercial (incluida una chica, presuntamente menor de edad) que según mi novio sacó cinco pulseras de la cesta [sin que la azafata ahí presente le dijese nada], y que casualmente estaban premiadas con 50€).

En fin, sé que esta entrada puede resultar aburrida, lo comprendo, pero no podía pasar sin desahogarme como buenamente puedo ante esta CHAPUZA, porque os juro que no he visto una chapuza así en mi vida.

Por suerte, no fuimos los únicos en ver la trampa, ya que los gritos de "tongo" y los silbidos lo por parte de los presente lo decían todo.

¡Besos y buenas noches!

4 comentarios: